Contenido:

Qué visitar?

La Ruta del Peatón en la ciudad de León es un recorrido obligado para los turistas y comienza en el llamado “Puente del Amor”, inaugurado en 2011 y donde los enamorados colocan candados en los barandales como muestra de su compromiso, ya que, una vez cerrados, las parejas arrojan las llaves lo más lejos posible desde el punto más alto de la estructura para no encontrarlas, lo que simboliza como un acto de fidelidad.

Al bajar el puente se llega a la Calzada de los Héroes que es el lugar emblemático ya que inicia con el Arco, símbolo de León y cuya historia se remonta en 1898 ya que era la puerta de entrada a la ciudad que era un centro comercial importante de la región. En la parte superior se aprecia un león que representa al guardián de la ciudad que de 1935 a 1958 era de mampostería y hoy la figura del felino es de bronce, obra del escultor Humberto Peraza.

Adelante hacia el centro de la ciudad, se encuentra el Templo del Sagrado Corazón de Jesús conocido como el Templo Expiatorio, una obra arquitectónica de gran belleza, de estilo neogótico y que inició su construcción en 1921. La historia de este lugar es fascinante ya que se dice que el padre Bernardo Chávez, pasaba por el lugar donde hoy se encuentra el templo y de acuerdo a los relatos dijo a la dueña del predio que una revelación había indicado que ese terreno fue elegido para la edificar un templo, pero como no se tenían recursos para comenzar la obra se recurrió a los donativos de los feligreses.

La historia cuenta que costear los gastos de la construcción se decidió que en la parte de abajo del templo se destinara para criptas (hoy son 1908) y venderlas, para así obtener recursos. Un hecho interesante es que durante la Guerra Cristera, las catacumbas sirvieron de escondite para muchos curas que se ponían a salvo de la persecución de que fueron objeto en los cuatro años que duró el conflicto de 1928 a 1932.

Cabe destacar que son tres puertas principales del templo, fabricadas de hierro y contienen representaciones bíblicas, La de la izquierda refiere a la creación y a la expulsión de Adán y Eva del paraíso; la del centro es la Anunciación y la del lado derecho a la última cena, la crucifixión y la resurrección. Los vitrales son un atractivo adicional ya que además de su belleza, se idearon para que el templo no requiriera de luz artificial.

La ruta continúa con la visita a la Catedral de León, cuya construcción inició en 1764 y en la que se venera a la Virgen de la Luz, Patrona de la ciudad y que se venera en el altar mayor, representada en un cuadro traído de Palermo, Italia luego de que en tres ocasiones fuera elegida para venir a México, pues las ciudades de Lion, Francia y León, España, también aspiraban a tener la imagen en sus Templos.

De ahí se llega a la Plaza Principal o Plaza de los Fundadores, que es el epicentro de los leoneses, un lugar de gran simbolismo y actividad, ya que ahí se encuentra la Fuente de los Leones, los templos de San Sebastián que fue patrono de la Villa de León en 1762 y el templo San Francisco, así como los portales característicos de cantera, donde se localizan comercios tradicionales de la ciudad.

 

Copyright © Platiquemos de Turismo 2017

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.