You are here:

Bálsamo gratificante es Dolores Hidalgo

Dolores Hidalgo, Gto.- Caminar por sus bien trazadas calles -quizás la mejor disposición urbanística del país- y recorrer cada espacio de este histórico destino, es sencillamente un deleite. Las fachadas de las casas pintadas de colores tenues dan un toque exclusivo a este Pueblo Mágico que hoy, sin duda, se ha convertido en uno de los más bellos de los 111 que existen en el territorio nacional.

Si por alguna razón especial, se camina en la madrugada por el Centro Histórico y por la plaza principal o Jardín del Grande Hidalgo donde está erigido un monumento a Miguel Hidalgo o si se prefiere quedarse sentado en alguna de las bancas, se podrá apreciar la quietud de la noche, la tranquilidad de una ciudad que no pierde ese encanto de provincia y curiosamente escuchar – sí, a esas horas- el trinar de las diferentes especies de pájaros que anidan en las copas de los árboles. Respirar el aire fresco de la noche bajo un impresionante cielo saturado de estrellas, es sencillamente gratificante y un bálsamo.

Y es que Dolores Hidalgo, declarada Cuna de la Independencia y también conocida por ser la  ciudad donde nació José Alfredo Jiménez, ha cobrado una importancia tal que ya es referencia obligada del estado de Guanajuato, pues cuenta actualmente con cinco museos que le han dado un mayor auge y vida turística a este destino cuya Parroquia de Nuestra Señora de Dolores, donde se hizo el llamado libertario de México en 1810, es un sitio de interés admirable, pues además de ser el lugar donde el cura Miguel Hidalgo y Costilla, hizo la arenga al pueblo para luchar contra el mal gobierno de la Nueva España, ahí ofició misa durante varios años.

La Parroquia de Nuestra Señora de Dolores es por fuera y por dentro un maravilloso lugar. Concluida la fachada en 1778 de estilo barroco churrigueresco, es uno de los ejemplos de esa arquitectura colonial de México del Siglo XVIII.  Su fachada es de cantera rosa con dos magníficas torres. En la escalinata de este santuario, Miguel Hidalgo, pidió que tocaran las campanas para llamar a los feligreses y convocarlos a la lucha en contra del yugo del gobierno español.

Lo sobresaliente son los altares: el Mayor de estilo neoclásico resguarda en un nicho la imagen de la virgen, los otros dos de estilo barroco, que están a los costados, fueron tallados en madera de nogal por los artesanos del pueblo; uno de ellos lo cubrieron con pintura dorada dedicado a la Virgen de Guadalupe y contrasta con el que está enfrente y que fuera el altar mayor hasta 1871 que se conserva sin pintura al natural y que le da una apariencia magnífica y que muestra la creatividad de las manos de los artesanos de Guanajuato.

Lo cierto es que es que Dolores Hidalgo es un lugar histórico; aquí en cada espacio hay un encuentro con acontecimientos que marcaron la vida del país en su vida política, social, cultural y musical. Por dondequiera hay una razón histórica para aquellos que quieren saber más del pasado de nuestra nación y un motivo para visitar una de las ciudades más especiales de México.

Copyright © Platiquemos de Turismo 2017

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.