You are here:

Dolores Hidalgo, destino de inspiración

Dolores Hidalgo, Gto.- Si de creatividad se trata, este Pueblo Mágico se lleva las palmas, porque el ingenio que tienen sus pobladores para nombrar las cosas es sorprendente y ahora se entiende por qué el gran José Alfredo Jiménez fue un compositor inspirado.

Quién no conoce las famosas nieves de este lugar con sus más de 100 sabores que se ofrecen en la plaza principal en una docena de puestos en donde se dan pruebas a los clientes para que se animen; o de la famosa bebida la “Carmelitana”, o “Agua contra espanto”,  producto que vende en la que fuera la primera botica de esta ciudad; en cuanto a dulces se destacan los famosos “pedos de monja”, elaborado como tipo trufa con licor de almendra cubierto de chocolate artesanal.

El “Amargo”, es una bebida para la buena digestión y es otra de las creaciones de por aquí, pero el mezcal “Pierde Nalgas” es uno de los productos que más llama la atención y el que causa muchos comentarios y despierta el ingenio popular, por el nombre mismo de la marca.

Es difícil no probar las famosas nieves que se venden en el jardín principal, en puestos semifijos, pues en cada uno de ellos se ofrece una gran variedad de sabores entre los tradicionales, las especiales y los exóticos por ejemplo: los helados de mole, de nopales con camarón, tequila, aguacate, chicharrón, nopalitos, cerveza con pulque (Tlachicotón), zapote prieto que era el preferido de José Alfredo y entre las anécdotas que se cuentan es que en una alguna de sus convalecencias le preguntaron qué quería comer y dijo: “Sólo una nieve de zapote”.

Las tradicionales mamey, coco, napolitano, fresa, piñón, vainilla, nuez, pistache o los mantecados de guayaba o vainilla (de las mejores en el país, de acuerdo a los vendedores de los helados) y las nieves de limón, piña y guanábana, pero también las hay extravagantes, de arándano, garambullo, whisky, de gansito, de galleta oreo, arroz con leche, queso, mamey, cajeta, zapote, fresas con crema, de “Banana Split, de elote y  maracuyá.

Y es precisamente el señor Eugenio Aguilar de “Nieves Aguilar” quien informó que el mantecado de vainilla era el preferido de Juan Gabriel, quien se sentaba con sus acompañantes en una de las bancas del jardín, a disfrutar en calma su helado favorito.

“La Carmelitana” es una de las bebidas de mucha tradición en este lugar, pues se dice que cuando la gente, en especial los niños, tenían un comportamiento o padecimiento extraño, tenían enfermedad de espanto y entonces se recomendaba tomar esta bebida en pequeñas dosis. Se elabora con y sin alcohol, para los niños y adultos. Actualmente se vende en la farmacia que fuera la primera botica de Dolores y que perteneció a Don Agustín Jiménez Tristán (papá de José Alfredo).

En cuanto al “Amargo” es una bebida para la buena digestión elaborada con alcohol, ajenjo y tiapate que es una planta que le da un sabor amargo, pero hace un buen efecto a quien lo toma, en dosis pequeñas cada mañana.

Pero es el mezcal “Pierde Nalgas” que se vende en la cantina “El Infierno” uno de los lugares más tradicionales de Dolores Hidalgo y al que mucha gente acude para probar por gusto, curiosidad o  para conocer si realmente hace el efecto como su nombre lo indica, es la sensación. Lo cierto es que es un mezcal muy demandado por los turistas y que muchos llevan botellas (100 pesos) de recuerdo para celebrar, festejar o simplemente para el relajo entre amigos o la familia.

Copyright © Platiquemos de Turismo 2017

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.